Es una palabra usada en varios contexto al mismo tiempo, por ejemplo, en el arte, en la música, la moda, la literatura, entre otras. No obstante viene relacionado  directamente al diseño, la forma, aspecto y carácter general que tiene una persona. El estilo es la composición de un conjunto de características propias de un individuo determinada por su esencia expresadas a través de su vestimenta.

En muchas ocasiones suelen confundirse cuando se habla de la imagen, aspecto o marca personal. Cada una de ella tienen un significado distinto, sin embargo, entre ellos se complementan para comunicar visualmente quién eres, tu carácter y determinación para conseguir tus objetivos.

Cómo encontrarlo

Antes que nada queremos enseñar los aspectos fundamentales de cada estilo universal porque si no lo reconoces será difícil identificar cuál es el tuyo. Con ellos podrás entender los consejos y recomendaciones a medida que desarrollamos sobre el tema. ¡Comencemos!

¿Qué es el estilo personal?

En ocasiones tendemos a confundir estilo,  imagen y aspecto. Los 3 describen una parte importante de la persona y, por lo tanto, debe existir una coherencia entre las tres. Definiremos cada uno de manera rápida.

La imagen es la comunicación visual de cómo el mundo te ve.

El estilo en resumen es tu manera de vestir, cómo reflejas tu personalidad, tus gustos y tu apariencia a través de los colores y formas.

El aspecto es el  reflejo de tu estilo de vida, tu estado de ánimo y el sentido de la ocasión

A partir de ahí podemos decir que la definición de estilo personal se refiere a tu esencia, a todo eso que te hace ser quién eres. No es permanente y va evolucionando a medida que vas creciendo como ser humano. Conocerte es el punto de inicio para que puedas crear tu personalidad para cada ocasión sin importar el entorno en el que te encuentres.

¿Cómo saber cuál es tu estilo?

Lo primero que debes saber es: cuales son los 7 tipos de estilo básico de una imagen personal.

Natural: Proyecta a una mujer de mente abierta, natural, relajada o descontracturados.

Tradicional: En lo particular es percibido como anticuado o fuera de moda, no obstante, denota seriedad y profesionalismo siempre preocupadas por el buen comportamiento y el protocolo.

Elegante: Este tipo de persona cuidan siempre apariencia y son, en ocasiones, quiénes más participan en su vestimenta. Transmiten confianza, serenidad, clase y cultura. En muchas ocasiones reflejan el éxito laboral y personal.

Romántico: Se percibe una mujer suave, delicada y sutil. Siempre están dispuesta ayudar a otros. Son sensibles y gentiles. Usualmente tienden a relacionarse fácilmente.

Creativo:  Aquí están los atrevidos, diferentes, extrovertidos y poco convencionales. Su actitud casi siempre es divertida, genial, curiosa y única. Están en constante creación e invención sin importar el lugar o momento en que se encuentren.

Seductor: Las seducción es un arma letal. Este grupo de mujeres son extremadamente exigente consigo misma. Se dedican a exhibir su cuerpo, sus habilidades y sus rasgos. Las que quieran ser parte de este equipo requiere conocer cada atributo de tu cuerpo y elevarlo a su máximo potencial.

Dramático: Su característica principal es ser sofisticada, original y exagerados con sentido. Para están en dentro de este grupo es necesario tener un rotundo conocimiento de todos los elementos del estilo, imagen, aspecto y apariencia externa e interna. En resumen son un estereotipo bien particular.

Cada uno de ellos puede hablar de ti. Son un sello único de la personalidad el cual te hace destacar entre muchos individuos. Todos están enfocados en potenciar quién eres, cómo eres y qué necesitas. No se trata de escoger uno a ciegas, ni mucho menos hacer un test para determinar si alguno se asemeja a ti.

Hay muchos otros estilo que sean inventado durante décadas, los cuales iremos definiendo poco a poco, sin embargo, los descritos anteriormente te sirven para detectar el que mejor se adapta a ti y, porque no, combinarlo y crear nuevos estilos

El crecimiento hacia el éxito personal y profesional dependerá del tiempo que te dediques a potenciar cada una de tus cualidades y ¡Recuerda! El crecimiento hacia el éxito personal y profesional dependerá del tiempo que te dediques a potenciar cada una de tus cualidades y virtudes sin miedo. Es hora de mostrarte ante el mundo y ¡Conquistarlo!